Autisha

La profundidad del cañon es de 170 metros de profundidad y es particular para los que buscan algo extremo en el viaje. El único medio para descender al lugar es a través de cuerdas.

Mientras la persona se va introduciendo al cañon de Autisha, se va perdiendo la luz y reina la oscuridad hasta toparte con la espectacular cascada que está parcialmente iluminada.

Es recomendable para que la visita sea placentera, llevar linterna con pilas nuevas, buenas condiciones físicas, no tener miedo a estar encerrado ni temor a las alturas.

Esta aventura te dejará con esa sensación de haber hecho un logro, de haber vencido tus miedos y haberte atrevido a la aventura. El ticket de ingreso para ver esta maravilla natural es de 5 soles.

FUENTE: PERU.COM